martes, 18 de abril de 2017

posesión.

Era una tarde calurosa, mis padres habían dicho que irían a casa de unos amigos, siendo yo una adolescente no podía quedarme en casa.

Cayó la noche, era una fiesta de la hija del amigo de papá, todo estaba relajado y festivo.

Fue entonces que miré fijamente a alguien, era... El.

El chico más guapo de la fiesta, con puras chicas alrededor, bailando y siendo el centro de atención, el se fijó en que yo lo miraba... no pude contenerme, me lancé sin miedo a nada.

Luego de unos bailes, unas copas y aperitivos, decidimos caminar abajo de las estrellas.

Toda la noche estaba resplandeciente, no sé si era el alcohol o las ganas de que esos ojos y esos labios fueran solos míos.

Pasó nuestro primer beso, esa noche... debajo del cielo oscuro pero a la luz de tus bellos ojos y tu cabello reluciente, fue mágico.

No podía dejar que se quedara ahí, te fuiste y seguimos hablando por llamadas... Quizás también te fleche.

Con el tiempo empezamos a salir, a pesar de que viviéramos a 50 min. de distancia.

Contigo todo era mis primeras veces, todo era apasionado...

Excepto cuando hablábamos, no coincidíamos en nada, pero sin embargo no me importaba, quería que fueras solo mío y lo demás solo era cuestión de tiempo.

Que tonta era.

Fue tanta la presión que te impuse que terminaste alejándote de mi... yo volvía e insistía que solo estaba un poco loca (por el), el no lo sabía... Hasta ese entonces.

Cambiaste tu actitud totalmente conmigo, no pudiste manejar la situación en la que te habías metido por estar junto a mi, empezaste a tratarme de mala gana, me insultabas delante de tus amigos, me ignorabas cuando te iba a visitar, fue ahí cuando me percate de que... Ya había llegado a su fin.

Con el tiempo volviste a mi, ¿Por qué? No lo sé, quizás te brindaba una cosa que las demás chicas no: Estabilidad.

Ya no quería estar en ese circulo de nuevo... 

Me dolió... Me dolías demasiado.

Esto es lo que sucede cuando idealizas a una persona, sientes que es tan "perfecto" que debes poseerlo, pero uno debería amar a alguien siendo imperfecto, solo ahí en medio de todos sus defectos, podrás encontrar su verdadera esencia.

lunes, 17 de abril de 2017

Ciclo.

Las personas se empeñan en querer tener contacto con alguien que lo marcó de alguna u otra manera, y en realidad... ni siquiera se hablan, solo están en sus redes sociales por estar y por ver alguna publicación de la pareja nueva, para así luego criticar si es feo, lindo, gordo, etc.

Ninguno quiere arriesgarse a eliminar al otro ser para no ser llamado como el "dolido/a", que va. 

¿Para qué tener personas que ya hicieron y desasieron contigo lo que quisieron, ahí? ¿En tu espacio personal? ¿Tan masoquistas somos?.

Hay un comienzo y un punto final en cada relación, no hay que aferrarse a las personas, porque sino así no valoraríamos al que tenemos al lado, que es más importante porque llegó, y si se quedó lo es aún más...

Hay personas que ves una sola vez en tú vida, y así pasen 20 años, el trato sigue siendo el mismo... ¿Por qué? porque ellos si te valoraron alguna vez, y saben lo importante que eres, es como la luz que cada ser emana en el momento, un tipo de conexión que perdura por mucho tiempo, no a cualquiera le sucede.

Usualmente al que dejan, es el que elimina al otro, para hacerlo sentir miserable, luego el otro por sentirse de tal manera, va y lo vuelve a agregar solo para no sentirse tan pésimo y al tiempo lo vuelve a eliminar sin tanto cargo de consciencia... 

Todo es un ciclo.

viernes, 31 de marzo de 2017

El mes en que nos conocimos

¿Por qué aún llegas a mis pensamientos?

¿Es este mes, no? 

El mes en que nos conocimos.

Debe ser eso, quizás. 

Ese día que te vi, no me gustaste, me pareciste una persona demasiado infantil para estar conmigo.

Que equivocada estaba...

Aún no sé en que momento decidimos volvernos tan íntimas, sucedió tan rápido y tan inesperado. Llegabas a la casa y ya era tú casa también, dormías junto a mi y era tan natural, le caías bien a todos a mi alrededor y eso me fascinaba. 

Lo que no sabías es que me volvías loca... 

Cuan inocente eras.

No podía pasar un día en que no pensara en ti, hablábamos cada segundo, cada día un tema nuevo de conversación, un suspiro, unas risas.

Un "te extraño" de tus labios y yo me derretía...

Contigo crecí tanto, que grandes compañeras y amigas eramos, nos apoyábamos en todo.

Nuestro primer viaje fue espectacular, algo loco y desenfrenado,  como tú personalidad, no sé como pude perturbar tú gran inocencia, te volviste demasiado volátil para mi gusto...

No sé porque no te confesé mi amor. 

¿Miedo? Puede ser... o no quería aceptar que alguien como tú pudiese gustarme, ¡joder! pero que egocéntrica solía ser. Si tú me lo dabas todo y hasta más.

Pasó casi un año y empezaron las peleas, se empezó a manifestar el amor frustrado que sentías por mi y que yo no te correspondía, yo pues... Siempre huí a esas situaciones.

Me pediste un primer beso, y yo... Entre en pánico total, pero claro... A ti no te podía decir que no.

¡Que noche, Dios!

Luego de eso, le puse un candado a mi corazón y prometí no volver a confundirte con algo que para mi, simplemente no podía suceder.

Aunque por dentro me estuviese muriendo por estar contigo, simplemente rechazaba toda clase emoción, porque no quería perder tú amistad.

¿Amistad? ¿Qué jodida amistad? Celos, peleas, rabias, salidas todos los días, miradas...

¿Eso es una amistad acaso?

Y cada vez que estabas ebria, te declarabas de nuevo... y yo asustada me mentía a mi misma y decía que todo era un juego y que en la mañana harías como si nada hubiera pasado.

¿Mi error? No lo sé, te enamoré con mi manera de ser, eso si no lo niego.

Te vi con alguien por primera vez en dos años y medio, entré en pánico, sentí que podía perderte, claro.
No era capaz de decírtelo. Que cobarde era..

Estábamos en edad de fuego, todo giraba en torno a fiestas y alcohol. Una noche de esas, decidiste  lanzarte sin importar nada... Obvio, no pude decirte que no. En la mañana de nuevo hiciste lo tuyo, te vestiste, pediste disculpas y que nuestra amistad era más fuerte que cualquier diversión pasajera. 

¿Eso era para ti? Creo que después de tanto tiempo, te diste por vencida.

No pude contenerme más, te confesé mi gran amor, mi corazón se desbordaba de tanto amor que tenía para ti. 

No sabías que decir, jamás esperaste que esas palabras salieran de mis labios.

Creo que fue muy egoísta de mi parte, cuando ya sabía que estabas con alguien... Solo no quería perderte y que sino eras mía no podías ser de nadie más. Que patética Dios.

Me dijiste que si, y todo fue maravilloso e increíble pero tantos demonios que yo tenía, y contigo simplemente se me hacía difícil aceptar todo, ¿Por qué? ¿Por qué?  

Porque no eras para mi, y aquí es cuando entra el famoso dicho:

"Cuando no tienes algo lo quieres, y cuando lo tienes ya no lo quieres"

Ahí estalle y di fin a todo...

Nada volvió a ser igual.

martes, 28 de marzo de 2017

I don't know.

A veces no entiendo tantas cosas, por fuera demuestro que lo sé todo, cuando en realidad siento que no sé nada...

Recuerdo mucho... ¿Ese es un defecto acaso?

Soy un desastre en esto del amar, por miedo a volver a ser la misma persona una y otra vez.
A veces solo quisiera huir a todo, como siempre lo he hecho...

Luego llega alguien con quien me llevo el shock de la realidad.

Ego... que jodido es el ego, como nos lo acarician, lo suavizan y es tan fácil pensar en uno mismo todo el tiempo y hacer todo por la cuenta de uno. ¿Fácil? según el ego si. Pero todo lo que fácil viene, fácil se va... Así de sencillo, hay que tener muy claro de que más allá de las cosas básicas, hay alguien, sea quien sea, que de verdad le importas así seas una jodida mierda.

Ni tan jodida... porque uno mismo se hace la idea, y así comienza todo.
-Pensamiento, idea y acción-
Cosas de estar con personas con ese tipo de pensamientos, pero... a final de cuentas ¿Qué puede hacer uno? El universo está demasiado jodido. Ahora, que uno se quiera hacer la víctima de las modas y la sociedad solo para estar tan jodido como los demás, es su problema.

martes, 28 de febrero de 2017

palabras encantadoras.

Encantador, es eso que se te nota a km. de distancia, ¿Encantadora yo? quizás, solo que a mi no se me nota tanto como a ti... Pero que alguien pueda sacar ese lado tierno y adorable que llevo dentro, con eso es suficiente para estar a su lado.

No sé como explicar la tolerancia, es algo que aún intento comprender, a veces me tomo las cosas tan personales que mis reacciones dan un poco de miedo y rabia al mismo tiempo, quizás soy un poco meticulosa para ese tipo de cosas. ¿Rencorosa? si, lo admito... no tanto como antes, eso es positivo.

Las palabras me duelen más que las acciones y las acciones me impresionan más que las palabras. 
Si me vas a doler que sea de amor y no de rencor... si me vas a amar que se note hasta en la manera en que pronuncias mi nombre.

Ya no me siento tan sola como solía hacerlo, ahora puedo caminar con la frente en alto y estar al lado de alguien que no me suelta de la mano a pesar de las circunstancias, me acepta así. Trato de ser perfecta, pero sé que aún hay un camino por recorrer antes de llegar a ese punto.

¿Por qué cuesta tanto hacer cambios? Deben hacerse para mejorar, sanar y ayudar...

Sexualidad, ¿Por qué dejar todo en la sexualidad y no en la espiritualidad? Me he entregado a tantos cuerpos y almas que sólo llenaban un espacio que debía estar vacío en mi corazón, son pocas las personas que de verdad se han entregado a mi por amor y no por deseo. Sé que soy deseable, sé que tengo algo que a todos les llama la atención. Pero, ¿De verdad creen que eso me importa? Lo que me importa son esas personas que saben que eres un desastre en todos los sentidos, algo amarga y un poco ilusa quizás, aún así aman y no les importa.

Amo a las personas que han puesto en mi camino, nuestro camino, gracias por las que se fueron y por las que vienen...

sábado, 4 de febrero de 2017

Enamoramiento.

El enamoramiento...

Desde un principio se puede percibir que es amor.

Cuando no hay interés.
Cuando no se espera.
Cuando hay amistad.

Las personas usualmente dicen que después de cierto tiempo todo se tornara 'aburrido' 'cotidiano'
que ya la otra persona no le va a 'llenar' las expectativas, ¿En serio se tienen expectativas?. Al principio todo es bonito, celebran cada año, cada mes, inclusive cada día, hasta pasar algo que se escapo de las manos, algo que alguno de los dos se tragaron o no se dijo en el momento exacto, a partir de ese día se comienza a vivir cegado, dormido... Haciendo lo mismo una y otra vez, todo se vuelve costumbre, entonces ahí deja de ser amor y se convierte en apego. 

¿Cómo es eso? ¿El amor tiene límite y fecha de caducidad acaso? ¿Por qué ya cada vez son pocos los que se entregan y se arriesgan con todo? Miedo quizás... a parecerse a sus ancestros, a sus cercanos, quizás.

Dicen que lo más difícil es vivir separado del ser amado... lo que no es fácil es vivir con alguien y sentirse más solo que nunca, eso si es duro, que se note la diferencia.

Si eres capaz de soportar un año sin tocar al ser amado, y solo tener la dicha de amar plenamente y seguro, ya desencadenaras muchas cosas que te tienen atado... ¿Será por eso que el destino nos pone en el camino a personas no cercanas a nosotros? ¿Para que así nos demos cuenta cual es el verdadero amor? ¿Ese que no se ve en el vecino, ni en un amigo o conocido? ¿Sólo en un individuo que llegó y ya está?

lunes, 30 de enero de 2017

...

Dolor... 

Es eso que se siente, cuando una persona se expresa de la manera incorrecta y luego va la otra y se lo toma personal.

Eso puede incluso hacer decaer tanto en ese dolor, que si se descuida se muere... muere el espíritu, el alma, y las ganas de seguir adelante, es fácil lograr eso cuando se tiene un enorme EGO.

Como seres humanos somos destructibles. Destruimos el planeta donde vivimos, a los animales que nos dan alegrías, inclusive a nuestros propios hijos... Esos por los que decimos que moriríamos si algo les llegase a suceder, cuando en realidad ni siquiera vemos como están tan jodidos por dentro, como les hemos dañado ese espíritu de luchar por sus sueños.

Que dolor, ay que dolor.. Debería haber un botón especial para apagar ese dolor, ¡Ah, claro! si lo hay, se hacen llamar analgésicos, antidepresivos, sexo sin sentido, comida, alcohol, entre otras. ¿Qué fácil, no? Sólo con apretar ese botón ¡pff! todo se esfuma, se acaba, se va... Ah, ya.. pero,  ¿a dónde se va? ¿Se va con... los sentimientos?, o... ¿Se va con el psiquismo? ¿Y la estabilidad emocional? ¿dónde se queda?.

Se queda ahí, en el corazón, sobrecargándose más y más. ¡Ay! ¿por qué duele tanto la espalda? ¿Serán las responsabilidades? ¿Serán los estudios? ¿Las ganas de volar? o... ¿Será el AMOR?.

Hay que saber tomar decisiones o decir las cosas de las maneras correctas, sin hacerle daño al otro, entendernos como especie, o al menos intentar comprender el daño que podemos provocar en otra persona con una simple palabra... Dejar de vivir de los apegos emocionales y familiares, de lo que dicen que deberías hacer, decir o trabajar.

¿Quiénes somos en realidad?.

Somos un dibujo en blanco, y decidimos de que color pintar ese dibujo, hacia donde hacerlo, y a quienes pintar a nuestro alrededor, si nos gustaría pintarnos con miedos, mentiras, o amor; es nuestra decisión y de nadie más.